Soy como soy gracias a… Steve Jobs (III)

steve jobs playmobil

Tercera y creo que penúltima entrada mencionando a las personas que más han influenciado durante mi infancia y adolescencia. Era más o menos obvio que iba a mencionar al CEO de Apple, ¿no? Allá vamos.

Mi recorrido por el mundo de Apple empieza desde que yo era muy joven. Un amigo de mis padres, César, me enseñaba sus ordenadores Mac desde que mi altura me permitía mirar por encima de las mesas agarrándome a ellas. En esa época simplemente sentía curiosidad por ellos porque eran diferentes a lo que todo el mundo tenía, y sobretodo porque se podían hacer cosas asombrosas con ellos. Años antes de que lo viera en un PC, en el Mac de césar pude ver cómo se usaban dos monitores en un mismo ordenador, duplicando el escritorio o extendiéndolo. Me parecía increíble.

A medida que iba creciendo me iba interesando por todas las novedades que hacía Apple, hasta llegar al nivel de fascinación total cuando Steve Jobs (a quien aún no conocía entonces) lanzó la primera generación de iMac. Un amigo mío se compró uno, y aún recuerdo la sensación de ver y tocar un ordenador “perfecto” en comparación con las aparatosas cajas grises que eran los PCs para entonces. Fascinado estaba, vamos.

Fue a partir de ahí cuando empecé a interesarme por los Mac de forma personal, aunque sólo en sus productos. La primera keynote que seguí fue la de iTunes para Windows, que me llevó a adquirir mi primer iPod, que me llevó a adquirir mi primer Mac… y ya sabéis el resto. Fue en esa época, alrededor del 2005/2006, cuando empecé a interesarme por la compañía a nivel de sus directivos, como funcionaba, por qué tenía una comunidad tan pequeña de usuarios pero al mismo tiempo eran tan fieles… fue cuando empecé a ver las keynotes de Steve Jobs y a interesarme por su persona. Y qué queréis que os diga… no es que le adore como a un dios (no creo en estas cosas, ya sabéis), pero pienso que ha estado siempre adelantado a sus homónimos. Lo último fue ya cuando vi el discurso que dio en la Universidad de Stanford. No ha sido la persona que más ha influido en mi vida (llegó un poco tarde para eso), pero simplemente creo que cuando dice algo se limita a decir la verdad en frases tan cortas como sea posible.
Jobs no se molesta en discutir las cosas. Él dice lo que hace falta, sabe que es cierto y ale, que el resto se lo tome como quiera. Los que se lo han tomado a broma han acabado aprendiendo la lección. Y los que han confiado en él han sacado beneficio de alguna forma. Es esa simplicidad en su forma de ser la que me gusta. Puede que Steve tenga el ego por las nubes (o eso dicen, nunca he tenido el placer), pero siempre hemos podido ver en sus entrevistas que en la gran mayoría de casos ha llevado a Apple por el buen camino. En la gran mayoría, cuidado.
Sólo hace falta pasearse por todas las anécdotas que hay en internet de Jobs para que veáis a lo que me refiero. Para todo lo demás, Applesfera ;-)
Guardándome el derecho de acordarme de alguien más, sólo me falta un personaje a mencionar para terminar esta serie. La persona que creo ha sido la que más he admirado en toda mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s